Problemática Ecológica Venezolana

   

Al analizar la problemática ecológica en Venezuela, debemos estar conscientes y considerar por lo tanto en nuestros estudios y planes conservacionistas, que los daños que se producen en cualquier parte del planetas, tarde o temprano dejan sentir su efecto en nuestro propio entorno, pues no hay nada más real y natural, que todos los elementos en un sistema, y como hemos indicado, el mundo es  un macrosistema, donde la interacción de los elementos y órganos intervinientes, con su acción y la reacción mantiene el natural “equilibrio ecológico, el que al romper, deja al descubierto los  efectos de la “crisis ecológica”. El desastre de Chernobit y el esparcimiento de su nube radioactiva nos ha enseñado que la contaminación no tiene fronteras, por su parte, las grandes proporciones de anhídrido carbónico ha generado en la combustión masiva local producto de la industrialización, se acumula en la atmósfera y retiren las radiaciones infrarrojas, que conducen a un progresivo y peligrosos aumento de la temperatura terrestre, mientras que en el escudo protector de ozono se reduce por las reacciones de los compuestos volátiles de aligerados utilizados en aerosoles y en la combustión de las turbinas de los aviones a reacción.

 Como principal factores influyentes en la problemática ecológica venezolana podemos mencionar: el alto índice de crecimiento poblacional y la densificación de lagunas regiones y ciudades del país; el  éxodo del campesino hacia las grandes urbes, que ayudan al incremento del fenómeno de la densificación o concentración indicada el creciente desarrollo industrial, la inmensa explotación petrolera; la reiterada y ancestral práctica de monocultivo, del conuco y del uso del fuego como medio de renovación de los cultivos; y una acción que ha tomado auge recientemente motivada a la crisis económica del país, como lo es el renacimiento de “El Dorado”, es decir, la explotación masiva de los reservorios mineros de Guayana.

 Al analizar el problema, nos damos cuenta que el deterioro de la naturaleza es progresivo. El recurso agua, sufre un grave deterioro orientado a su disminución en grandes cantidades. En  el país han sido identificadas 135 cuencas hidrográficas, de las cuales 32 han sido declaradas críticas y prioritarias, afectadas por los fenómenos de la erosión y la invasión o penetración poblacional, que de inmediato actúa sobre el habitat, ocasionado graves daños en sus zonas protectoras. Este factor de deterioro en notorio la actividad industrial en función del desarrollo, y  en los antes indicados espacios declarados reservatorios diamantíferos y auríferos.

Es notorio el deterioro y el alto grado de contaminación de los lagos de Maracaibo y Valencia, así como de los nacientes de nuestros cursos de aguas que viene de Colombia, cuya incidencia por los sabotajes y atentados guerrilleros a oleoductos de ese país y el constante uso de materiales contaminantes para la producción de drogas, agravan y dejan fuera de control el problema, cuyo enfrentamiento escapa en gran parte al adoctrinamiento y concientización nacional.

 También es notoria la contaminación por desechos industriales y basura de las zonas donde se incrementa la actividad industrial y la comercial, siendo un ejemplo palpable la contaminación que sufren las ciudades comerciales del Estado Nueva Esparta con su Puerto Libre y las zonas circundantes de Valencia, Ciudad Guayana y Maracaibo.

 Según el Conicit... “la situación presenta características particulares. El equilibrio existente en el país es tal, que produce síntomas tan graves que van desde un deterioro de los recursos naturales, el agotamiento de cuencas hidrográficas, etc., hasta la formación de una sociedad indigente, desarraigada de su contexto ambiental que se manifiesta con comunidades marginales, con su secuela de degradación ecológica, desnutrición, desempleo, hacinamiento; el destrozo y expoliación de ecosistemas, que presagian grandes y graves trastornos de efecto complejos, el abuso de la tecnología, que forzado los límites de tolerancia de muchos de los subsistemas de la ecosfera, superando sus capacidades autorregulares y ocasionando daños de carácter irreversible”. (Informe analítica sobre el Proyecto de Ley Orgánica del Ambiente. 1976).

El 1980 , en un discurso cuyos parámetros siguen vigentes, el ministro del ambiente y de los Recursos Naturales Renovables decía al referirse a la problemática ecológica venezolana:

 “...más de doscientas mil hectáreas convertidas en predesierto, centenares de ríos y riachuelos cuyos cauces sólo se llenan en época de lluvia, márgenes de hermosos ríos guayaneses destrozados en forma inmisericordiosa por mineros nacionales y extranjeros, miles de hectáreas de sabanas de vegetación media y altas incendiada, incontrolables hectáreas de tierra salinizadas por riegos irracionales y por tratamiento inadecuado, miles de cárcavas provocadas por la construcción de vías de comunicación carentes de sentido ecológico...”6

 Podríamos resumir los factores o causas influyentes en la problemática ecológica de Venezuela y sus efectos, así:

 - Explotación agropecuaria rudimentaria y atécnica: Quemas , talas, monocultivos, conucos.

 - Explotación forestal incontroladas: Falta de técnica recuperadoras del medio ambiente.

 - Explotación minera ilegal y legal sin controles adecuados: Falta de técnicas y medidas de recuperación ambiental.

 - Desvío y sedimentación de curso de agua.

- Contaminación con elementos químicos y otras sustancias.

- Destrucción del suelo y del subsuelo.


6 Documento Preliminar para la elaboración del Plan Nacional de Conservación, Defensa y Mejoramiento del Ambiente. MARNR. Tomo 1, Mayo 1980. Caracas, Pág. 140.